03/02/12 – El Blog “De la Creatividad al Piano”

Buenas a tod@s!

Como sugiere perfectamente José Luis Miralles (un ser con una mente privilegiada como ya han observado los que tienen la suerte de conocerle, por cierto, siempre me consideré un “hombre con suerte” 🙂 en la presentación de esta sección, escribir en un blog es una especie de acto amoroso. Dar las gracias es una manera de sentirte un poco más unido y unirte a un amigo. Gracias, José Luis, por tus iniciativas… No pares. Tienes mucho que aportar al mundo y estoy seguro que sabrá corresponderte este universo. Te esperan sorpresas agradables…

Uno de los motivos que me impulsaron a comenzar El Blog de la Creatividad al Piano no fue otro que mis ganas de compartir ideas y recursos con los demás. Quizá sea ésta una manera de amar a los otros, ser generoso con ellos. En él auné otra de mis pasiones: escribir. Pocos saben que llegué a matricularme en Filología Hispánica, tal era mi pasión por la escritura desde que era un chavalito. Finalmente me coincidieron los horarios de los estudios de música con éstos y tuve que decantarme. Por cierto, gracias, mamá, por hacerme amar también la escritura. Quizá me viene por genética. Ahora ayudo a mi madre a publicar en otro blog sus creaciones poéticas.

En pocas palabras, mi blog es para mí un sueño hecho realidad.

Supongo 🙂 que un blog es el resultado de un camino que comienza mucho antes. Cuenta mi madre que cuando era pequeño siempre abría, desmontaba, investigaba a fondo el interior de cada uno de los nuevos juguetes que caían en mis manos para luego volver a montarlos o bien crear objetos nuevos. Curiosidad, investigación, creación de diferentes órdenes, posibilidades, construcción… todas estos conceptos y/o procedimientos y otros serían las que irían poco a poco conformando mis redes neurales, supongo 🙂

Conservo como oro en paño una grabación en cinta de casete de allá por el año 1983 en el que improviso sobre el típico y tópico ciclo de quintas en el modo menor (ya lo habían recorrido de mil maneras Vivaldi, Mozart, Beethoven, etc… yo no lo sabía, para mí fue todo un descubrimiento entonces :). Arpegios ascendentes y descendentes… No me cansaba de probar combinaciones y efectos nuevos basados en una secuencia de acordes característica que con el tiempo iría ampliándose con más recursos.

Después vinieron las miles de horas dedicadas a improvisar en muchos estilos más o menos académicos (pues la gran mayoría de compositores improvisaban: barroco, clásico, romántico, impresionista, español)… o más o menos “modernos” (pues no sólo es posible y necesario para ofrecer una interpretación estilísticamente filológica improvisar en los movimientos lentos de Mozart, hay otros mundos, cosa que a veces les cuesta imaginar a los alumn@s de los conservatorios): boleros, bossanovas, tangos, habaneras, jazz, blues…

Al final este blog va a ser como una especie de espejo de mis maneras de entender la música, un cajón de sastre que de grande puede convertirse en un baúl 🙂 de sugerencias de actividades “diferentes”, de posibilidades, de ideas -dicen que las reboso, yo no noto que rebase tantas :)- que quiero compartir para que impulse la actividad de los que me lean.

Me sorprende mucho cómo las entradas que más gustan a los demás a veces no son aquellas que más me interesan a mí. Así es la vida! 🙂 Estas son las que últimamente más han llamado la atención de los lectores de mi blog:

Visita a Clemente Pianos (Valencia)
XIII Concurso Internacional de Müsica de Cámara “Ciutat de Vinaròs”
Visita al taller del maestro organero Juan Bautista y al luthier de claves Gustavo A. Thern
cómo distribuir el tiempo de estudio al piano
Mi regalo de reyes: un piano virtual
Improvisando con modos
El proceso constructivo del monocordio de Conrad von Zabern, mi próximo instrumento-I parte
Un recurso didáctico de primer orden
Terminología cantante/pianista -I parte-
Aportación sobre creatividad e improvisación de Guillermo Alonso Iriarte

Como véis, escribo sobre improvisación, sobre creatividad, (que son y no son lo mismo, como todos saben, del mismo modo que no son y son lo mismo un mar y el océano que lo contiene), sobre acompañamiento, sobre piano, sobre pedagogía… En definitiva, sobre una “vida musical”.

Quien me conoce bien sabe que soy persona de palabra y que, dada ésta, hago todo lo posible por cumplirla. Mi “autopromesa” fue que El Blog de la Creatividad al Piano tuviese continuidad, no fuera uno de tantos blogs que caen en el descuido o el olvido de sus autores pronto. Garantizo 🙂 años y años de aportaciones por tanto. No me conformo con menos de una década. Aquí queda mi palabra escrita.

Porque la creatividad no es una moda efímera sino una manera de vivir, os animo a experimentar caminos nuevos, a buscar otras maneras de exprimir vuestro tiempo vital…

Agustín Manuel Martínez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *